lunes 22.07.2019

Una cucharada de azúcar...

Por qué los especialistas recomiendan reducir el azúcar que se agrega a los alimentos.

Una cucharada de azúcar...

 
El azúcar se encuentra naturalmente en algunos alimentos como las frutas (fructosa) o la leche (lactosa).

También se agrega azúcar a los alimentos en la mesa (sacarosa) o durante el procesamiento y la preparación, como es el caso de las bebidas y los cereales para desayuno.

Cuando los especialistas de la salud recomiendan disminuir el azúcar que agregamos a los alimentos, lo hacen apoyados en evidencias contundentes:

* Las personas que consumen muchos alimentos y bebidas con azúcar agregada incorporan más calorías que aquellas que consumen menor cantidad de estos alimentos. También está demostrado el nexo que existe entre el aumento de peso y la ingesta de bebidas endulzadas.


Disminuir el consumo de azúcar agregada, en particular las bebidas endulzadas como gaseosas comunes y jugos de frutas, puede ayudar a mantener un peso saludable.

 
* El azúcar agregada proporciona calorías sin aportar nutrientes adicionales.

Un buen plan de alimentación para mantener un peso saludable debe combinar ingestas nutritivas con las correctas necesidades calóricas.

* Muchos niños y adolescentes, en especial las niñas, no ingieren suficiente calcio, un mineral que es importante para desarrollar huesos y dientes firmes y ayudar en otras funciones del cuerpo. Dar a sus hijos leche descremada o semidescremada en lugar de bebidas endulzadas significa hacer mucho por su salud presente y futura.


4 maneras de reducir el azúcar:


1) Evita las bebidas azucaradas:  Lo primero sería evitar refrescos y otras bebidas altas en calorías. Algunas latas de gaseosa de 330ml llegan a tener 35g de azúcar. Además, según nutricionistas, no se disfrutan como los alimentos sólidos que poseen azúcar ni sacian de igual manera que éstos últimos.
 
2) Elabora tus propios dulces: Son más saludables los dulces caseros tipo magdalenas. En los alimentos elaborados industrialmente, además de los azúcares añadidos puede haber otros aditivos con azúcar o sustitutos que también poseen hidratos simples. Por lo tanto es preferible hacer dulces caseros para poder regular la cantidad de azúcar que se utiliza. A la hora de elaborar pasteles se puede sustituir el azucar por puré de frutas que ofrecerán su fructosa natural y además, darán textura, humedad y ofrecerán nutrientes saludables a la receta.

Otra opción es reducir a la mitad la cantidad de azúcar y resaltar el sabor con un poco de edulcorantes sin calorías.

3) No utilice azúcar si no es necesario: Por ejemplo, si se consumen cereales con leche, generalmente los cereales ya poseen azúcar. Algunos de ellos contienen hasta 37% de azúcar. Por ello es mejor no añadir más a la mezcla o sustituir los más azucarados por otros simples como la avena, según recomendaciones del sistema de salud público británico. Haciendo esto puede reducir la ingesta de azúcar en 70g en una semana. Lo mismo se puede hacer con el yogur o con un puré de frutas que no necesitan más azúcar, de lo contrario, se esconde su sabor natural. También se pueden emplear edulcorantes artificiales sin calorías si su paladar dulce se lo pide.

4) Evite la comida precocinada y condimentos y salsas: Estos alimentos generalmente son altos en azúcar y tentadores. Un tercio de un frasco de tamaño medio de salsa para pasta (aproximadamente 150g) puede contener más de 13g de azúcar, el equivalente a tres cucharaditas de azúcar. Los condimentos y salsas, como la salsa de tomate pueden tener hasta 23g de azúcar en 100g. Estos alimentos se sirven generalmente en pequeñas cantidades, pero si se comen todos los días, el recuento de azúcar pueden sumar.


Fuente: ¡Podemos! U.S. Department of Health and Human Services (DHHS).

Una cucharada de azúcar...
Comentarios