lunes 15.07.2019
Reloj biológico

Por qué los adolescentes se acuestan tan tarde

En la adolescencia los cambios hormonales producen cambios de conducta. Son los que con el tiempo terminan por definir las características que nos convierten en búho, alondra o colibrí de acuerdo a la hora que preferimos dormir y levantarnos

Si tiene un hijo adolescente es probable que discuta a diario por la hora en que se duerme. Mucho más si hay una televisión o computadora en la habitación, aunque hace tiempo estas pantallas fueron reemplazadas por otra más pequeña y portátil: el celular. Sin embargo, esta podría no ser la única razón por la que tiene dificultades para conciliar el sueño nocturno.

Un equipo de investigadores australianos encontró que el adolescente que se acuesta muy tarde y a la mañana no puede despegarse de la almohada puede ser un “búho”, mientras que aquel que se duerme temprano y amanece fresco como una lechuga, una “alondra”.

¿Qué tienen que ver estas especies con el sueño?

La asociación resulta una manera simple de representar los hábitos de descanso que se marcan desde la infancia, se acentúan en la adolescencia y pocas veces se modifican en la edad adulta.

Como los científicos han constatado, el hábito del sueño no se rige por preferencias personales sino que es el resultado del funcionamiento de nuestro ritmo biológico regido por el hipotálamo cerebral, región que se ocupa de regular la producción de enzimas y hormonas que participan en múltiples funciones y se adaptan continuamente a los cambios cíclicos diarios o estacionales como la luz y la temperatura.

Una de esas hormonas es la melatonina que interviene en la regulación de los ciclos de sueño y vigilia. Según el horario en que es segregada, puede favorecer el descanso antes de la medianoche o demorarlo entrada la madrugada. Esto determina, a grandes rasgos, la presencia de cronotipos:

*ALONDRAS. Tipo temprano (10% de la población). El pico de melatonina se presenta alrededor de las 3 AM.

*BÚHOS. Tipo tardío (20% de la población). El pico de melatonina se presenta alrededor de las 5:30 AM.

*COLIBRÍ. El resto de los seres humanos (70%). Se ajustan mejor al ciclo noche-día y los hay más o menos cercanos a ambos extremos.

Volviendo a su hijo, la mayor vigilia nocturna podría deberse, además, a que la melatonina es segregada en horarios más tardíos durante la pubertad por lo que muchos adolescentes suelen sentirse más lúcidos por la noche adoptando hábitos de búho como tender a quedarse despierto hasta altas horas de la noche.

El problema se presenta si debe madrugar para asistir al colegio. Como el descanso le resultará insuficiente, esto le producirá somnolencia diurna y afectará su rendimiento.

Además la privación de sueño también puede estar asociada a la irritabilidad y la tristeza.

Para paliar esta situación, los expertos sugieren:

*aumentar la luminosidad en las aulas ya que la luz es la principal reguladora del reloj biológico,

*insistir en un horario fijo para irse a dormir,

*limitar al uso de las pantallas ya que la luz artificial demora la producción natural de melatonina.

El ritmo biológico regula el sueño, la alimentación, la actividad hormonal, cerebral y la regeneración celular.

CÓMO SON LAS ALONDRAS

Personalidad: serenos, diligentes, dignos de confianza.

Humor: declina ligeramente a lo largo del día. Su mejor momento: de 9 a 16.

Mayor actividad: alrededor de las 14:30.

Comida favorita: desayuno.

Adaptación a horarios: mejor en turnos diurnos.

Hora de acostarse: al menos 2 horas antes que los búhos. Se duermen rápidamente.

Hora de levantarse: siempre a la misma hora.

Uso del despertador: casi innecesario.

Pico de melatonina: cerca de las 3 de la madrugada.

Género: las mujeres son más propensas a este cronotipo.

Edad: niños y adultos mayores.

CÓMO SON LOS BÚHOS

Personalidad: extrovertidos, irritables.

Humor: aumenta sustancialmente a lo largo del día.

Mayor actividad: alrededor de las 17:30.

Comida favorita: cena.

Adaptación a horarios: mejor en turnos nocturnos, toleran bien los horarios rotativos.

Hora de acostarse: variable. Se quedan despiertos hasta tarde sobre todo los fines de semana y en las vacaciones.

Hora de levantarse: si se lo pueden permitir, más tarde que las alondras.

Uso del despertador: indispensable, varias alarmas.

Pico de melatonina: cerca de las 5:30 de la madrugada.

Género: las hombres son más propensos a este cronotipo.

Edad: adolescentes.

 

Por qué los adolescentes se acuestan tan tarde
Comentarios