lunes 15.07.2019
Certificada por la UBA

Especialización en cirugía bariátrica en el Hospital de Malvinas Argentinas

El Hospital Municipal de Trauma y Emergencias Dr. Federico Abete fue incorporado como sede de la especialización posbásica en cirugía bariátrica y metabólica, destinada a profesionales que hayan concluido la especialidad en cirugía general

La Universidad de Buenos Aires seleccionó al Hospital Municipal de Trauma y Emergencias Dr. Federico Abete de Malvinas Argentinas como centro de la carrera de médico especialista en cirugía bariátrica y metabólica. La formación de posgrado es única en hospitales públicos y en Argentina por lo que el dictamen que se produjo en el mes de abril marca un hito en el sistema de salud del Municipio y de la nación. Para la especialización, el Hospital de Trauma cuenta con dos cargos destinados a residentes que hayan concluido su formación como cirujanos en cualquier parte del país. “Muchos residentes de Malvinas ya quieren terminar y anotarse a la carrera”, expresó el profesor y doctor Daniel Caiña, responsable de la iniciativa. Para acceder a los puestos, los profesionales deben rendir un examen en la UBA y luego ser derivados al Hospital, donde realizarán el posgrado durante dos años consecutivos a tiempo completo en cirugía bariátrica. Caiña explicó que el programa es multidisciplinario ya que se centra, además, en la parte nutricional, clínica y psicológica del tratamiento, de manera que se pueda acompañar a los pacientes durante todo el proceso previo y de recuperación.

“Es un gran desafío para nosotros como formadores y docentes”, comentó Caiña, que se desempeña en Malvinas Argentinas como jefe del servicio de cirugía general del Hospital de Trauma desde 2012 y del departamento de cirugía bariátrica del Centro Municipal de Obesidad y Enfermedades Metabólicas Dr. Alberto Cormillot desde 2010. Tiene una experiencia de 31 años como cirujano y recientemente fue nombrado presidente de la Sociedad Argentina de Cirugía Digestiva.

Según comentó, el área de cirugía general del Hospital de Trauma ofrece un servicio completo y multicéntrico, ya que cuenta con muchos residentes y aparatología: se encarga de la parte endoscópica, mini invasiva, percutánea y de coloproctología. En total, el doctor tiene a cargo 80 camas de internación y 14 de guardia, 40 médicos residentes en formación, 7 médicos internos cirujanos y 6 médicos de planta. Contó también que cuando empezó en el servicio no había cirugía laparoscópica y hoy el 80% se realiza con este procedimiento, en el que se opera a través de pequeños orificios en el abdomen y representa una alternativa a la cirugía abierta convencional por ser mínimamente invasiva. Sus residentes de cuarto año ya participan de este tipo de cirugías, detalló, “gracias a la ayuda del Secretario de Salud, que nos provee el instrumental y el material.”

El doctor Juan Aguilar, residente de cuarto año de cirugía general, afirmó que “cuando uno se va a especializar en cirugía general siempre debe buscar un sitio donde haya mucha práctica y el Hospital de Trauma es un centro de referencia por la cantidad de pacientes que atiende”. A su vez, recalcó que “hay que hacer énfasis y mucho hincapié en los profesionales que tenemos: la experiencia que tiene el Dr. Caiña en cirugía general y bariátrica es la que nos ha llevado a consolidarnos como centro de referencia. Hemos incrementado los números de pacientes, tenemos la última tecnología y eso probablemente en un hospital público no sea muy común.” Caiña, por su parte, quien pasa catorce o más horas diarias en el Hospital para instruir a los médicos en formación, se refirió a ellos como la familia de cirugía general. “No solamente son mis residentes, sino que forman parte de mi familia”, especificó. “Conocemos nuestras debilidades, nuestros errores, algunos son más enérgicos que otros. Cirugía es un servicio que ha dado muchas satisfacciones y hemos avanzado muchísimo”. Para él, la docencia resulta invaluable a nivel personal y se siente orgulloso de trabajar con su equipo de residentes, de quienes dice aprender constantemente.

Respecto a la novedad del posgrado, la cirugía bariátrica refiere al conjunto de procedimientos quirúrgicos destinados a tratar la obesidad, con el fin de disminuir el peso corporal. Como tal, constituye una rama de la cirugía que no se consideró especialidad hasta la iniciativa del mismo Caiña, que intentó imponerla en el Ministerio de la Nación desde que fue presidente de la Sociedad Argentina de la Obesidad (SACO). A través del Sistema de Salud de Malvinas Argentinas y de las relaciones con la UBA, finalmente se presentaron todos los papeles correspondientes para la oficialización del proyecto. El dictamen llegó como una sorpresa, cuando se pensaba que se iba a postergar en el tiempo. “Hemos tenido a través de notas elevadas en las redes casi 27 mil respuestas. La verdad que fue impresionante”, declaró el doctor. “Fue un trámite arduo, casi ocho o nueve meses de llevar, confeccionar y dar cumplimiento a todas las exigencias que nos pedía la Universidad”, especificó Caiña, quien agregó que el apoyo de la comuna en este tipo de propuestas resulta incondicional: “Hoy decir que hay una carrera de médico especialista de la UBA en Malvinas Argentinas es realmente un logro importante, en lo personal e institucional”.

En el Centro Municipal de Obesidad y Enfermedades Metabólicas Dr. Alberto Cormillot, que fundó y conduce el prestigio médico nutricionista, se atienden entre cinco y seis mil consultas mensuales. Caiña explicó que ahí se desarrolla “toda la complejidad del tratamiento de la obesidad: desde lo pediátrico a lo adulto, desde los trastornos de obesidad a los trastornos nutricionales (anorexia y bulimia) y es un centro único en el mundo”. Evangelina Ponce (34), paciente del Centro, contó que fue operada hace tres meses y ya bajó más de 40 kilos. “Ellos te ayudan a que quieras volver y que estés cada vez más entusiasmada con el plan, para que llegues a cumplir tu meta: llegar a tu peso ideal. Yo estaba muy depresiva, no caminaba. Ahora hago natación, aquagym, zumba. Me incentiva a cada vez hacer más cosas”, declaró. Vanesa Silva (39), asiste hace dos años y bajó 65 kilos; según dijo “en los grupos de bariátrica nos enseñan las técnicas de las cirugías, nos sacamos los miedos, las dudas, vamos aprendiendo de las experiencias de los compañeros operados y eso te va generando más confianza a la hora de entrar al quirófano”.

El Dr. Aguilar explicó que “el paciente obeso es un paciente que encuentra en la cirugía un cambio de vida, un renacer, como ellos mismos lo relatan. La cirugía bariátrica es, entre todas las ramas de la cirugía general, la rama más linda porque los pacientes esperan encontrar un cambio y, finalmente, siempre se va a ver el cambio significativo en las vidas de ellos”. Así lo expresó también Carlos Ríos (33), quien fue operado hace un año y medio y bajó 90 kilos con los grupos de descenso y la operación. “Era hipertenso, la presión no bajaba nunca de 17 y después de la operación fue instantáneo: 12.5 y nunca más se movió de ahí. Estuve a punto de tener diabetes, pero lo agarramos a tiempo y con la alimentación sana cambió todo: empecé a trotar y me siento mucho más joven que antes”. Además, dijo que “los cirujanos te tratan con una humildad, con un carisma especial, son unos seres humanos increíbles” y que “lo mejor es cada tanto volver, estar encima, porque la enfermedad no se va. La obesidad es una enfermedad que podés controlar, pero no tiene cura. Por más operado que estés y por más poco que comas, nada te garantiza que no vuelvas a aumentar de peso. Entonces si seguís acompañado por los profesionales del Centro, te va a ir muy bien.”

Hace unas semanas se realizó en Buenos Aires el Congreso Latinoamericano de Cirugía Endoscópica, según refirió el mismo Caiña, donde asistieron más de 600 cirujanos de todo el mundo y “la novedad, no solamente para los argentinos sino para la gente que no la tiene en otra parte del mundo, es la especialización en cirugía bariátrica”. Además, en relación a los reconocimientos por la excelencia del Sistema de Salud del Municipio, Caiña señaló a que "hemos tenido dos premios por el trabajo acá, en Malvinas Argentinas, con resolución de los pacientes de diabetes, efectuando una cirugía metabólica muy parecida al bypass. Tenemos catorce pacientes que durante el año han dejado la insulina. Lo hemos presentado este año en el Congreso y lo hemos publicado en una revista internacional”. Se trata de la “BMI-journal” (Bariátrica & Metabólica Iberoamericana), la Revista de la Sociedad Española de Cirugía de Obesidad y Metabólica que representa a la mayoría de los cirujanos con especialidades médicas relacionadas al tratamiento del paciente obeso.

_CAR5149_CAR5126

Especialización en cirugía bariátrica en el Hospital de Malvinas Argentinas
Comentarios