Vivir Mejor

Vivir Mejor Junio 2014: Cualidades de una mente sana

Vivir Mejor Junio 2014: Cualidades de una mente sana

 

Todos nos sentimos preocupados, ansiosos, tristes o estresados algunas veces. Estas sensaciones, en la mayoría de los casos, se relacionan más con el modo en que pensamos acerca de los problemas que con los problemas en sí mismos.

En esta línea se encuentra el trabajo de Albert Ellis (1913-2007), psicoterapeuta cognitivo estadounidense considerado el fundador de las terapias cognitivo-conductuales y uno de los más influyentes de la historia. Creador de la Terapia Racional Emotiva-Conductual (TREC), propone que nuestras creencias irracionales pueden conducir a la perturbación emocional y disminuir nuestra calidad de vida.

Según Ellis, el pensamiento, las emociones y los hábitos (conducta) se influyen mutuamente conformando una especie de sistema que tiene coherencia para cada persona. Por ejemplo: si en su casa de la infancia era común hablar a los gritos (conducta), es posible que para usted gritar sea normal (pensamiento) y no se sentirá mal por eso (emociones).

Ellis listó características que permiten describir una mentalidad sana, y su contraparte. Lo invito a que las lea a continuación con la clara intención de reflexionar sobre ellas y prepararse para el cambio ya que, afortunadamente, las cualidades de una personalidad saludable pueden aprenderse y desarrollarse. De eso tratan los distintos enfoques de la psicología positiva, que comparten una premisa básica: todos somos capaces de construir emociones saludables y aumentar nuestra sensación de bienestar. La tarea es personal y los beneficios son notables.

 

Creencias irracionales

Creencias racionales

* Son absolutas, dogmáticas.
* Se expresan como “tengo que”, “debería”, “estoy obligado a”.
* Son categóricas: todo o nada, blanco o negro.
* Generan emociones no saludables que interfieren para fijar y alcanzar metas y aumentan el riesgo de enfermedad: depresión, ansiedad, culpa, enojo, resignación.
* Son flexibles.
* Se expresan como preferencias: “me gustaría”, “quisiera”, “sería bueno si”.
* Son relativas, admiten posturas intermedias.
* Generan emociones saludables que no impiden fijar ni alcanzar objetivos: preocupación, tristeza, arrepentimiento, molestia, frustración.

 

Una persona sana mentalmente tiene:

Algunas personas tienen demandas irracionales:

Alta tolerancia a la frustración. Se otorga a sí misma y a los demás el derecho a equivocarse. No suele condenarse ni condenar a otros por un comportamiento inaceptable u ofensivo, incluso aunque le desagrade mucho su propia conducta o la de los demás.

Flexibilidad. Sus ideas son abiertas al cambio, pluralistas. No tiene fanatismo ni reglas fijas y rígidas para sí misma ni para los demás. Puede soltar el pasado y disfrutar del presente.

Hacia sí mismos. "Debo hacer las cosas bien y obtener la aprobación de los demás por mis actuaciones". “Para ser valioso debo conseguir todo lo que me propongo”. “Si soy una persona valiosa, tengo que ser siempre competente, suficiente y capaz para conseguir todo lo que me propongo”.

Autoaceptación. Se alegra de estar viva y se acepta incondicionalmente simplemente por el hecho de vivir y tener la capacidad de divertirse. No mide su valor por sus logros ni por lo que los demás piensan. Prefiere divertirse más que ponerse a prueba o evaluarse.

Hacia los demás. "Los demás deben actuar de forma agradable, considerada y justa". “Necesito amor y aprobación de cuantos me rodean”. “Tengo que ser amado y tener la aprobación de todas las personas importantes que me rodean”.

Aceptación de la incertidumbre. Acepta que vive en un mundo en continuo cambio, sin certezas absolutas. Esto no es un conflicto. Aunque disfruta del orden, no exige saber con exactitud lo que le depara el futuro.

Autoresponsabilidad de sus emociones. Acepta su responsabilidad en vez de echar la culpa a los demás o a las condiciones sociales por sus conductas, pensamientos y sentimientos negativos o irracionales.

Hacia la vida o el mundo. "La vida debe ofrecerme condiciones buenas y fáciles para que pueda conseguir lo que quiero sin mucho esfuerzo y con comodidad". “Las desgracias humanas se originan por causas externas y no puedo hacer nada o casi nada para evitar o controlar la pena y el sufrimiento que me producen”. “Mi pasado es determinante de mi presente y de mi futuro”.

 

Hasta la próxima.

Prof. Dr. Alberto Cormillot


o Registrate






Recuperar Contraseña