Vivir Mejor

Vivir Mejor Marzo 2014: Microvidas: ¿A qué velocidad elige envejecer?

Vivir Mejor Marzo 2014: Microvidas: ¿A qué velocidad elige envejecer?

¿A qué velocidad elige envejecer? Si le hicieran esta pregunta, ¿qué respondería? ¡Lo más lentamente posible!, ¿no es cierto? Sin embargo, la mayoría de las personas no acompaña este deseo con las acciones que le permitirían convertirlo en realidad.

Más allá de los riesgos agudos (que representan una probabilidad elevada de perder la vida o de padecer una complicación grave a muy corto plazo, como andar en moto sin casco a gran velocidad, por ejemplo), están los riesgos crónicos, que suelen pasar desapercibidos pero son igualmente peligrosos. Estos últimos se relacionan con las decisiones que tomamos a diario y no terminan con nuestra vida de inmediato, sino en un plazo variable, según cada persona: el tabaquismo, beber alcohol en exceso, la mala alimentación, el sedentarismo, la obesidad, el estrés.

Estos factores perjudican progresivamente la cantidad y calidad de años vividos. El estadista británico David Spiegelhalter, de la Universidad de Cambridge, los midió en microvidas, minutos que marcan el impacto que tienen los riesgos crónicos sobre nuestra esperanza de vida. Una microvida (MV) representa 30 minutos de nuestra esperanza de vida. Para el experto, ese es el tiempo que podemos ganar o perder con las decisiones que tomamos a cada paso ya que las MV determinan nuestra velocidad de envejecimiento. Es algo así como dirigirse hacia la vejez caminando, trotando o corriendo una maratón.

1 microvida (MV) = 30 minutos de nuestra esperanza de vida.

La expectativa de vida de una persona (Juan), es una cifra aproximada que depende:
* Principalmente de su código genético.
* En un grado variable del entorno en que vive.
* En un grado sumamente importante y directo del estilo de vida que lleva.
En líneas generales, de acuerdo a un informe titulado La Salud de las Américas, realizado en 2010 por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), si Juan nace en América latina, su esperanza de vida es, estadísticamente, de unos 75 años (74 para el hombre y 76 para la mujer).
Esta cantidad representa:
* 27.375 días
* 657.000 horas
* 1.314.000 MV (períodos de 30 minutos).
En consecuencia, cuando Juan nace, tiene un “crédito” de 1.314.000 MV.

Descontemos los primeros años de infancia (cruciales para la construcción de la salud pero no dependiente de X sino de los adultos responsables) y tomemos desde los 18 años. A partir de entonces, a Juan le quedan estadísticamente 57 años por delante, lo que representa casi 1 millón de MV (998.640 para ser exacto) por aprovechar o dilapidar. Cada decisión que tome impactará sobre su vida: mientras los hábitos nocivos consumirán más rápidamente sus MV, los hábitos saludables harán precisamente lo contrario.

Para cuantificar las MV, Spiegelhalter utilizó los resultados de decenas de estudios científicos y realizó un promedio que le permitió transformar en minutos el impacto que algunos hábitos -tanto saludables como perjudiciales- tienen sobre la velocidad de envejecimiento.

Por ejemplo, se resta una MV (acelera el envejecimiento) por cada:
* 2 cigarrillos fumados (activa o pasivamente).
* 1 vaso de alcohol que supere el límite diario conveniente (2 como máximo para la mujer y 3 para el hombre).
* 24 horas que conviva con 5 “inofensivos” kilos de sobrepeso.

Efecto acumulativo

Por supuesto, se trata del efecto acumulativo de las decisiones diarias. Si Juan fuma 20 cigarrillos al día estará consumiendo alrededor de 10 MV, lo que podría interpretarse como corriendo hacia el envejecimiento a un promedio de 29 horas diarias, no de 24. ¿Por qué? Porque los 20 cigarrillos equivalen a 10 MV = 300 minutos = 5 horas. Si cada día tiene 24 horas, fumar un atado de cigarrillos a diario gasta 29 horas en su día, acercando a un promedio de 5 horas/día su envejecimiento. Por esto se dice que los fumadores tienen dos edades: una edad cronológica y otra edad pulmonar, más envejecida.

Tabla de microvidas

 

MUJER

HOMBRE

Factores de riesgo y exposición diaria

Años de EV*

MV

por día

Años de EV*

MV

por día

Fumar 15 a 20 cigarrillos

Beber 1 copa de alcohol (10 g)

Cada copa subsiguiente de alcohol (hasta 6)

Cada 5 kg de sobrepeso

2 horas diarias pantalla (TV/PC/otras)

Primeros 20 minutos de ejercicio moderado

Siguientes 40 minutos de ejercicio moderado

1 porción de carne roja (85 g)

5 ó + porciones de frutas y hortalizas

2 a 3 tazas de café

Tomar estatinas (fármaco anticolesterol)

Género

-7.3

0.9

-0.6

-0.9

-0.8

1.9

0.5

-1.2

3.8

0.9

0.8

3.7

-9

1

-1

-1

2

½

-1

4

1

1

4

7.7

1.1

-0.7

-0.8

-0.7

2.2

0.7

-1.2

4.3

1.1

1

-3.7

-10

1

-1

-1

2

1

-1

4

1

1

-4

 * EV: expectativa de vida.

1 MV = 30 minutos de existencia

1 día = 24 horas = 48 MV

* Todos los hábitos cotidianos impactan en nuestra expectativa vital y pueden ser medidos en MV.

* La expectativa de vida depende de genética + estilo de vida, pero puede ser aumentada o disminuida según las decisiones diarias que tomemos.

* Ganar 1 MV aleja en 30 minutos nuestro envejecimiento.

* Perder 1 MV lo acerca ese mismo tiempo.

Como imagina, las MV no son exactas para una persona, como tampoco lo es la expectativa vital. Sin embargo, para los promedios de muestras grandes utilizadas por el estadista, aunque algunos factores demográficos o de género  también determinan la cantidad de MV de cada persona, los que más aceleran el envejecimiento son los que las personas pueden controlar: sus hábitos.

¿Por qué son tan importantes? Porque retrasar la velocidad a la que envejecen nuestras células se traduce en un aumento de la esperanza de vida. Un estilo de vida saludable lo ayudará a proteger su crédito de MV y a planificar en qué estado espera transcurrir los años por vivir.

A pesar de los notables avances en materia científica, las reglas básicas de cuidado continúan siendo las que detalla el Decálogo de Oro. Ese es el espíritu que guía nuestro trabajo: poner en sus manos todo lo que necesita saber para conquistar cada una de esas reglas y ayudarlo a tomar decisiones que lo encaminen hacia el bienestar. En la medida en que hayamos despertado su sensibilidad y su consciencia, nuestra tarea estará cumplida.

Decálogo de Oro

1. Conocer las señales de las afecciones físicas y mentales más frecuentes.
2. Hacerse chequeos y seguir las indicaciones del médico.
3. Realizar una alimentación equilibrada.
4. Moverse más para vivir mejor.
5. Evitar el tabaco y vigilar el consumo de alcohol.
6. Respetar el descanso y el ocio.
7. Conservar la mente activa.
8. Atender los pensamientos, las emociones y el estrés.
9. Aprender a administrar el tiempo.
10. Cultivar relaciones sanas.

Hasta la próxima.

Prof. Dr. Alberto Cormillot


o Registrate






Recuperar Contraseña