Artículos 250Articulos Relacionados 6Notas de Editorial Reacionadas 114Videos Reacionados 658Términos Reacionados

08.03.2012 | Nutrición en la danza

¿Los pequeños bailarines necesitan suplementos alimentarios?

No reemplazan a los alimentos. Conviene chequear si lo que los chicos comen es adecuado y suficiente para los requerimientos de su actividad. Es clave la consulta médica y nutricional.

Los niños y jóvenes que ingresan en el mundo de la danza practican una vida activa y saludable que les permite, entre otros beneficios, mejorar el sistema cardiovascular y respiratorio, fortalecer los huesos, y controlar el estrés y la tensión psicológica. Debido a que su nivel de ejercitación física suele demandar mucha energía,la alimentación juega un rol clave para el rendimiento en entrenamientos y actuaciones.

Sin embargo, los chicos y jóvenes suelen no tener tanta conciencia sobre la importancia de la relación entre su nutrición y su desempeño físico, ya sea por gustos personales(en general, consumen pocos vegetales y muchos alimentos ricos en grasa y azúcar) o porque no cuentan con información apropiada (como quienes realizan dietas no supervisadas por profesionales). Esta alimentación “selectiva” puede conducir a déficits de vitaminas y minerales que no sólo son necesarios para la práctica de la danza de alto nivel sino también para mantener una buena salud. Muchos padres se preguntan, entonces, si deben recurrir al uso de suplementos vitamínicos. ¿Son realmente necesarios?

Para los bailarines, nutrirse en forma óptima significa utilizar los alimentos para maximizar y mejorar el desempeño, desarrollo y coordinación.

¿Alimentación balanceada o suplementos?

Una alimentación equilibrada aporta la cantidad necesaria de vitaminas y minerales esenciales para la salud. Lo recomendable es que los bailarines, como la mayoría de las personas, obtengan a través de ella los nutrientes necesarios. Los suplementos no deben utilizarse como reemplazo de comidas o para comer poca cantidad o variedad de alimentos.

Alimentarse bien significa elegir más alimentos de origen vegetal -cereales integrales, legumbres, hortalizas y frutas-, preferir los lácteos descremados y carnes magras, y controlar el consumo de aquellos que contienen grasas, azúcar y sal en exceso.

Los suplementos son preparados comerciales que contienen una o varias vitaminas y minerales. Pueden ser indicados para cubrir carencias o en caso de necesidades especiales como mujeres embarazadas, vegetarianos estrictos, personas que hacen dietas muy rigurosas, ancianos o deportistas de alta competencia.

A diferencia de lo que sucede con las vitaminas y minerales que incorporamos a través de los alimentos, los suplementos pueden dar lugar a un mal uso por parte de los niños y jóvenes: muchos de ellos –y sus padres-, alentados por el hecho de que se trata de productos de venta libre, creen que si las vitaminas son buenas, consumirlas en mayor cantidad traerá mayores beneficios. Este error tan común es peligroso ya que, en cantidades excesivas, ciertas vitaminas y minerales pueden ser tóxicas para el organismo.

A diferencia de lo que sucede con las vitaminas y minerales que se incorporan a través de los alimentos, los suplementos pueden generar un uso excesivo que puede resultar tóxico.

Aunque los padres tengan las mejores intenciones, si se apresuran a dar suplementos vitamínicos a sus hijos no sólo los estarán poniendo en riesgo de superar las cantidades recomendables de estos nutrientes, sino que desviarán su atención del posible y verdadero problema: una alimentación insuficiente durante las etapas clave del crecimiento.

La importancia del consejo profesional

Niños y jóvenes que no aprenden la importancia de una alimentación completa y balanceada, y la practican, son terreno fértil para los trastornos alimentarios. Un profesional médico o nutricionista podrá indicarle no sólo si se requieren suplementos, cuáles y cómo tomarlos, sino también la mejor forma para que sus hijos adopten hábitos alimentarios apropiados para su actividad, edad y salud.

Para tener en cuenta

Además de conocer los hábitos alimentarios de sus hijos y controlar su alimentación, hay cuestiones a tener en cuenta para prevenir el déficit de vitaminas y minerales:

 El organismo necesita una nutrición adecuada para desarrollar al máximo su capacidad. Ajustar la alimentación a las demandas de la actividad puede representar una gran diferencia para el rendimiento y para prevenir lesiones y recuperase de ellas. Es vital la consulta con un profesional.

 Los diuréticos estimulan el funcionamiento de los riñones y provocan mayor eliminación de potasio, además de contribuir a la eliminación de zinc, magnesio y otros minerales.

 Los laxantes pueden causar la pérdida de nutrientes, en especial las vitaminas A, D, E y K. Para evitar la constipación es preferible incorporar más fibra en la alimentación y beber abundante líquido.

 Conviene evitar el consumo elevado de grasas, azúcares y alimentos procesados. Se recomienda consumir carnes magras, pescados de mar y lácteos semidescremados (a partir de los 2 años) y moderar el consumo de grasas de origen animal.

¿Son útiles los batidos proteicos?

Muchos atletas utilizan preparados comerciales o batidos caseros ricos en proteínas para aumentar su masa muscular y facilitar la recuperación física luego de un entrenamiento. La práctica de los bailarines no requiere de músculos abultados, sino que apunta a lograr estiramiento y fluidez. Sin embargo, los batidos proteicos pueden ayudarlos también a evitar lesiones y a favorecer una recuperación más rápida en caso de daños leves en las fibras musculares, clave para prevenir lesiones crónicas.

Si se opta por utilizar compuestos proteicos es importante elegir cuidadosamente las fuentes de proteínas para no sentir demasiada saciedad (lo que podría llevar a no comer lo suficiente). Además, la adecuada combinación de ingredientes permitirá aprovechar al máximo la energía del batido y, al mismo tiempo, cuidar el peso corporal. No deje de consultar al médico o nutricionista sobre la conveniencia de utilizarlos y los ingredientes a incorporar.

 

Últimos Comentarios


Seguí Leyendo

16.09.2014 | Qué tener en casa |

La heladera perfecta (5)

Un básico de la alimentación saludable es comer de todos los grupos y colores. Así se consigue variedad y equilibrio nutricional.Leer »

16.09.2014 | Reemplazos saludables |

En vez de esto... coma esto (4)

Alternativas para comidas ricas, con menos calorías y grasas.Leer »

Ver más

o Registrate






Recuperar Contraseña