Artículos 339Articulos Relacionados 20Notas de Editorial Reacionadas 173Videos Reacionados 316Términos Reacionados

12.04.2012 | Se considera un analgésico natural

La risa, ¿remedio infalible?

Las carcajadas liberan endorfinas, que provocan euforia y ayudan a controlar el dolor.

Temas: Salud
A+ A-

Numerosos estudios han promovido la risa como una fuente de salud y bienestar, aunque pocos han constatado el porqué del beneficio físico de hacerlo, que va más allá del placer intelectual. ¿Por qué reír en forma descontrolada nos hace sentir tan bien? Sólo el acto de sonreír moviliza más de 300 músculos del organismo. Además, según una investigación reciente, la risa puede actuar como analgésico natural.

Aunque ya se vislumbraba en estudios anteriores, una investigación de la Universidad de Oxford, publicada en la revista "Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences", lo confirma. La risa puede ser un calmante natural de lo más efectivo. Los resultados ponen de manifiesto que quienes se ríen más están mejor preparados para soportar el dolor. Un 10 por ciento más preparados, dice el estudio, según el cual hay que reírse a carcajadas para que el cuerpo segregue endorfinas que, además de crear euforia, alivian el dolor.

Ayuda a calmar el dolor

Para llevar a cabo este trabajo, los investigadores dividieron a los voluntarios en dos grupos. El primero vio videos cómicos durante 15 minutos, mientras que el segundo grupo vio programas neutrales. Tras esta primera fase, se los sometió a pruebas para valorar su umbral de tolerancia al dolor. El resultado fue que quienes se habían reído fueron capaces de resistir el dolor más que los voluntarios que habían visto proyecciones no humorísticas. Además, se detectaron diferencias de resultados según si habían reído sobriamente o a carcajadas.

Mientras que la risa simple y llana no muestra efecto analgésico, las carcajadas, sí. Estas últimas liberan endorfinas que, según demuestra este experimento, además de generar un estado de euforia, calman el dolor. Un posible motivo, explican los científicos, sería el vaciamiento de aire de los pulmones que sucede al reír a carcajadas.

Con este estudio, y más allá de buscar nuevos tratamientos, los investigadores quieren explorar el papel de la risa en la fundación de las sociedades humanas hace dos millones de años, un aspecto que se estudia desde hace mucho tiempo. El siguiente paso será corroborar si reír, por sí mismo, hace más fácil que los grupos se unan, trabajen mejor en equipo y sean más generosos. Si fuera el caso, estos resultados podrían explicar por qué los primeros seres humanos fueron capaces de formar grandes comunidades tribales de hasta 100 miembros, mientras que los simios sólo crearon agrupaciones con un máximo de 50 individuos.

Los científicos creen que la risa ayudó a agrupar a los seres humanos, tal como lo han hecho el baile y el canto, actividades que, curiosamente,  también producen endorfinas.

Múltiples virtudes

Son muchas las investigaciones que desde hace años relacionan la risa con efectos positivos tanto en la salud como en la recuperación de las personas enfermas. Ya a fines del siglo XIX, el médico austríaco Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, valoraba los beneficios que el acto de reír aporta al organismo, al liberarlo de la energía negativa. Multitud de estudios desde entonces la han relacionado con la mejora de la digestión, la disminución del estreñimiento, el fortalecimiento del sistema de defensas, el aumento de los niveles de oxígeno en todos los órganos, la liberación de las tensiones, la reducción del estrés y la mejora de la circulación o la presión sanguínea.

La risa tiene efectos positivos sobre el sistema inmunológico: aumenta la producción de anticuerpos y activa las células protectoras.

Investigadores de la Universidad de Loma Linda, EE.UU., añadieron el año pasado un nuevo beneficio sumado a los citados: las carcajadas podrían provocar el mismo efecto que el ejercicio físico moderado, ya que causa cambios en dos hormonas relacionadas con el apetito, la leptina y la grelina. William Fry, psiquiatra que ha estudiado los efectos de la risa durante más de 25 años, asegura en uno de sus estudios que tres minutos de risa intensa equivalen en salud a cerca de diez minutos de ejercicio aeróbico.

En su momento, estos estudios mostraron que la risa tiene efectos positivos en la regulación del sistema inmunológico, porque aumenta la producción de anticuerpos y activa ciertas células protectoras del organismo, como los linfocitos T citotóxicos, que son importantes para evitar la formación de tumores. Reír es tan necesario como dormir bien, llevar una vida saludable o practicar deporte. No obstante, parece ser que la rutina diaria dificulta este acto: a medida que se llega a la edad adulta se ríe menos y, si los niños lo hacen una media de 300 veces al día, los adultos no llegan a las 30.

Reír como tratamiento

Según los resultados beneficiosos que provoca el acto de reír, no es extraño que varias organizaciones y agrupaciones de todo el mundo lo tengan en cuenta como parte de algunos tratamientos. En general, la risoterapia se utiliza para lograr estados de relajación y rejuvenecimiento o como coadyuvante para el control del estrés, la depresión, el insomnio o problemas cardiovasculares y respiratorios. Diversas sociedades médicas organizan cursos en sus congresos nacionales destinados a que los especialistas conozcan esta técnica como método paralelo de tratamiento. Un buen ejemplo de ello son los muchos hospitales que, en sus unidades de pediatría, cuentan con talleres de payasos para niños. También en geriátricos se organizan cada vez más talleres dedicados a la risa.


Coméntenos: ¿Cuál fue la última vez que rió a carcajadas?

 

Temas: Salud     

Últimos Comentarios


Seguí Leyendo

10.04.2014 | Día Mundial de la Actividad Física |

Moverse es más calidad de vida

Se sugiere hacer 30 minutos diarios de actividad física, y hacer pausas en el trabajo cada dos horas para elongar los músculos.Leer »

26.03.2014 | Elija con inteligencia |

Haga reemplazos saludables en sus comidas

Muchos alimentos se pueden sustituir por otros más convenientes para la salud, con amplia ganancia en valor nutritivo.Leer »

Ver más

o Registrate






Recuperar Contraseña