Artículos 379Articulos Relacionados 21Notas de Editorial Reacionadas 183Videos Reacionados 320Términos Reacionados

13.04.2012 | La regularidad es clave en la actividad física

El riesgo de ser un deportista de fin de semana

No moverse de lunes a viernes y luego dejar todo en la cancha el sábado y domingo puede ser contraproducente para la salud. Qué precauciones tomar.

"¿Ir al gimnasio dos o tres veces por semana? ¡Imposible! Estoy a mil desde muy temprano y trabajo diez horas diarias, ¿cuándo voy a hacer gimnasia? Pero eso sí, compenso los sábados y domingos: salgo a correr y juego al tenis y al fútbol." Muchas personas creen que saldan la deuda de actividad física si la concentran en varias horas seguidas en los días libres. Sin embargo, practicar actividad física sólo uno o dos días a la semana en forma intensa, o sin estar adecuadamente entrenado, puede resultar contraproducente.

Los "deportistas de fin de semana" suelen esperar con ansias el momento de calzarse las zapatillas y salir a moverse. Esto es positivo, si no fuera también muy común que salteen ciertas reglas básicas: regularidad de movimiento el resto de la semana, precalentamiento, actividad adecuada a su estado físico, detenerse antes del agotamiento. Pero no es raro que practiquen deporte con ánimo de ganar, exigencia y competitividad, con estrés. Si se suma, además el hábito de fumar, sobrepeso, una alimentación desequilibrada y una hidratación insuficiente, la situación se complica.

En definitiva, estamos ante un cuadro que favorece las lesiones o enfermedades que se manifiestan ante los esfuerzos desmedidos. Dolores musculares, articulares y cansancio extremo son algunas de las consecuencias más leves de estos hábitos, para no hablar de otras más serias.

Lo que hay que hacer

Es cierto que moverse un día es mejor que no moverse ninguno; el movimiento reporta variados beneficios para la salud. Pero es deseable que la actividad se desarrolle regularmente, todos los días o día por medio, y no solamente cada seis o siete días en virtud de nuestra forma de dividir el tiempo y las actividades. Caminar o andar en bicicleta, si no es posible ir al gimnasio, son dos actividades sencillas que se pueden hacer sin demasiado gasto ni ocupar mucho tiempo.

Antes de comenzar una sesión de deporte es clave preparar el cuerpo con un calentamiento de diez minutos. Una caminata rápida y ejercicios de elongación ayudan a evitar lesiones y dolores posteriores. También es importante terminar la actividad con estiramientos.

La alimentación es otro aspecto a cuidar: debe ser equilibrada en calidad y cantidad, e incluir una porción moderada de hidratos de carbono (arroz, pastas, harinas) antes de la actividad física. Beber por lo menos dos vasos de agua sin gas antes de comenzar. Y sobre todo, es preciso conocer y respetar los propios límites para no excederse en el esfuerzo.

Por otra parte, tomar precauciones nunca está de más. En primer lugar, hay que hacer una evaluación médica que indique la condición física actual. No se trata de un simple certificado "porque me lo pide el gimnasio", sino que es un reaseguro para nuestro bienestar, clave para determinar la intensidad de actividad posible.

Qué debe incluir la evaluación médica

* Examen cardiovascular. En principio, un electrocardiograma. Si existen factores de riesgo como sobrepeso, hipertensión, antecedentes coronarios, si fuma o ha estado sedentario durante un período prolongado, se debería agregar una ergometría. Este estudio determina la respuesta de la presión arterial y la frecuencia cardíaca ante un esfuerzo físico.

* Análisis de sangre, glucemia y ácido úrico.

* Evaluación ortopédica y postural para prevenir lesiones o dolores.

 

Los beneficios de la actividad física

Más

Menos

Sensación de bienestar
Masa muscular
Densidad ósea
Resistencia física
Colesterol bueno
Autoestima
Autosatisfacción y aceptación
Interacción social
Mejora el buen dormir
Grasa corporal
Estrés
Colesterol malo
Triglicéridos
Riesgo cardíaco
Presión sistólica (máxima)

 

Los riesgos del sedentarismo

Problemas cardíacos
Colesterol alto
Hipertensión
Diabetes tipo 2
Osteoporosis
Cáncer de colon
Depresión

 

Ver 10 beneficios de la vida activa.

 

Temas: Salud Actividad física     

Últimos Comentarios


Seguí Leyendo

24.04.2014 | Actvidad física para hiperobesos |

Ejercicios desde la silla

Si los kilos extra le dificultan estar parado, ¡muévase sentado! Esta serie de ejercicios está especialmente pensada para usted.Leer »

24.04.2014 | Actividad física |

Brazos tonificados en dos pasos

Ejercicios con pesas para prevenir la flacidez y las bolsitas. Leer »

Ver más

o Registrate






Recuperar Contraseña